Stereotips

Banda Sonora OriginalPopClásicaAuxiliarGlosariostereotips@ferrancruixent.com
14 de mayo de 2006

Dominique A - ‘Tout Sera Comme Avant’

del álbum ‘Tout Sera Comme Avant’ (2004) // Pop
0 comentarios

Existen muchas teorías entorno a la economía de recursos. Los americanos suelen recordarnos a menudo su propagado ’less is more’, que nosotros nos apresuramos a traducir ’menos es más’, para no ser menos (qué malo...).

Escucha la canción de principio a fin (lo sé, son cinco minutitos, pero inténtalo). Concéntrate en la melodía, en lo que Dominique canta. En este tiempo ha conseguido usar solamente seis tonos distintos. ¡Qué osadía! Y de estos seis, en realidad, todo el peso melódico recae sobre tan sólo tres, concretamente los primeros tonos de mi menor (oscilando perennemente en torno a Mi, Fa# y Sol).

Ahora haz que la canción vuelva a empezar (si es que estaba sonando).

Escuchar track

Estructuralmente encontramos dos partes bien diferenciadas. Una primera sección de más de un minuto que en conjunto hace la función de introducción, y otra de casi cuatro minutos (a partir de la aparición del ritmo).

Toda la primera sección funcionaría perfectamente de manera autónoma. Si te fijas en la orquestración e intentas escuchar como si la voz no existiera, podría hasta perfectamente tratarse de una banda sonora. ¿Qué imágenes se te pasarían por la cabeza?

Quizás algun momento incierto, lejano, quizás el despertar de un mito, quizás la creación sublime y pausada de una forma de vida artificial...

A este ambiente sublime se le suma una voz dulce, repetitiva, económica y obsesiva que contrasta, compensa, añade más información al conjunto, una voz que llena de contenido musical una orquestración ya de por sí autónoma.

Hasta ese momento navegaba Dominique por las nuves en un contrapunto de voz y cuerdas, con una economía de recursos admirable. En un ambiente de Mi menor jugaban las melodías en las cuerdas, las unas con las otras, chocando a veces, para reconciliarse después.

Espera ahora a que acabe este ambiente.

Y entonces se rompe de golpe, aparece otra história (con la misma melodía, que luego progresará) y allí permanece los siguientes cuatro minutos.

Todavía ahora estoy intentando entender qué nos intenta comunicar esta opción estructural. ¿Quizás ese principio mágico fuera un sueño inalcanzable, para aterrizar bruscamente a la cruda realidad y tocar de pies en el suelo?

Hay un concepto muy interesante en el arte en movimiento: el ser orgánico. Se refiere al modo en que un creador elige realizar las transiciones armónicas, visuales, estructurales, etc. Y para que el conjunto tenga unidad se debe ser coherente con las opciones que se elijan. Se puede incluso ser ambas cosas (orgánico y cortante), siempre y cuando nosotros lo comprendamos dentro de un sentido lógico que nos convenza. Este concepto nada tiene que ver con la estética. Se trata de un recurso técnico. A alguien puede no gustarle una película y que ésta sea coherente.

Aunque en esta canción el concepto "cielo-tierra", "adagio-presto" sea interesante, no lo he percibido de forma suficientemente orgánica (o no-orgánica) como para dejarme llevar completamente y ser arrastrado por este nuevo carácter.

Y existe al menos un motivo: cada instrumento debe ejercer una función, tener una misión. Nunca veremos en una buena banda sonora que un mismo instrumento describa carácteres diferenciados o personajes antagónicos, a no ser que describan un ambiente general.

Pues bién, aunque sea cierto que aparece un nuevo ritmo y nuevos instrumentos que no se oían en la primera sección, el hecho de que se mantengan los anteriores de un modo poco claro nos confunde, nos da una sensación de repente como de "cielo en la tierra", sin haber realizado una conexión suficientemente orgánica, sin haber sabido calibrar la fuerza que tenían esas cuerdas al inicio. Es como si de repente el actor principal de una película pasara a hacer de comparsa.

Por eso, desde el punto de vista de la orquestración, quizás hubiera sido más elegante ahorrarse el timbre de las cuerdas para dar más sentido a la idea, y sólo reexponerlas en el momento adecuado, para que todos comprendiéramos el porqué de la existencia de tan sublime introducción.





2006-2007 | Stereotips usa SPIP [software libre distribuido bajo licencia GPL]