Stereotips

Banda Sonora OriginalPopClásicaAuxiliarGlosariostereotips@ferrancruixent.com
14 de noviembre de 2006

Alberto Iglesias - ‘María Santísima de Araceli’

bso de la película ‘Hable con ella’ (2002) // Banda Sonora Original
0 comentarios



La música para cine desempeña muchas más funciones que el simple sustento emocional. Una de las funciones es la tectónica, es decir, nos puede ayudar a localizar una história en su época o en su geografía.

¿Dónde transcurre la historia en ‘Hable con ella’? ¿A qué suena esta pieza? Escucha las melodías en el Celo, el Oboe después (que, por cierto, es un instrumento muy relacionado con el mundo árabe, y por tanto en parte español) y el enlace con la ampulosa y orgullosa melodía de Violoncelos. Escucha el elegante ritmo de cuerdas. ¿Dónde has oído un ritmo así?

Pues seguro en un teatro. Está claramente influenciado en el estilo musical de la Zarzuela, lo que situa la historia secretamente en el centro de la península ibérica.

Imagínate cuánto ímpetu puede imprimir la Zarzuela para definir el carácter intrínseco de los personajes, su vida, sus raízes y sus emociones.

Estos mensajes subliminales, este profundo contenido semántico es el que diferencia una buena música de cine de otra, y no solamente el mero hecho de gustarnos o si funciona con la imagen.

Incluso al público extranjero le emociona relacionar esa música con la tierra, con su historia y con la narración, del mismo modo que me emociona por ejemplo la música popular italiana en ‘Cinema paradiso’.

Escucha la línea principal de los bajos en pizzicato (cuerda punzada). Mientras en la primera sección tocan solamente las notas fundamentales de los acordes de tónica y dominante, cuando entran los celos aparece sutilmente la caída melódica (cadencia) típica del Flamenco, basado en el modo Frigio.

Pero no suena para nada a este estilo, ya que los giros melódicos habituales no aparecen. Aun y así, armónicamente refuerza la función tectónica que desempeña desde su inicio.

Alberto Iglesias es muy discreto y sensible. Solo al princio aparecen las melodías solistas. El Celo primero, y luego el Oboe. Posteriormente las melodías, cuando las hayan, seran de grupos instrumentales. Primero los Celos, y finalmente los Violines. Con ello el compositor pretende quitarle peso al movimiento, ya que un instrumento solista tiene mucha más carga emocional e interpretativa que un discreto y anónimo grupo.

Y es que él sabe perfectamente cando podría empezar a hacerse recargado.





2006-2007 | Stereotips usa SPIP [software libre distribuido bajo licencia GPL]